¿Cuál es la diferencia entre finiquito y liquidación?
Fecha

19

La mayoría de las personas sabemos la importancia de contar con un empleo, pues éste es un derecho y un deber social, aunado a la garantía de la remuneración para satisfacer necesidades económicas, la oportunidad del desarrollo de nuestras capacidades e incluso la realización como persona, sin embargo cuando las relaciones laborales llegan a su fin surge la duda respecto a los términos finiquito y liquidación o se utilizan de manera indistinta. Derivado de lo anterior resulta necesario distinguir los casos en que procede la aplicación de cada uno.

Cuando la causa de la terminación es de manera justificada, es decir, el patrón no es responsable de que dicha relación laboral haya concluido nos referimos al finiquito y corresponde al pago de las prestaciones a las que tuvimos derecho durante el tiempo que prestamos nuestros servicios de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo (LFT): la parte proporcional de aguinaldo (artículo 87 de la LFT), la parte proporcional de vacaciones (artículo 79 de la LFT), los salarios devengados o generados a la fecha en que finalizó la relación laboral, la prima de antigüedad siempre y cuando se hayan cumplido más de 15 años trabajando (artículo 162 LFT) y las prestaciones extras que estuvieran contempladas en el contrato individual o colectivo de trabajo.

A saber, en el artículo 47 de la LFT se establecen las condiciones de un despido justificado, sin responsabilidad para el patrón entre las que destacan que el trabajador haya mentido sobre los títulos o conocimientos, por haber cometido actos de violencia en contra de los compañeros del centro de trabajo, tener más de 3 faltas injustificadas, robar, mentir, desobedecer a la indicaciones de la empresa.

En el artículo 53 de la LFT también se encuentran contempladas las causas de terminación laboral sin responsabilidad para el patrón y puede ser porque ambas partes están de acuerdo, es decir, por mutuo consentimiento, por la muerte del trabajador, por la terminación de la obra o vencimiento del plazo por el que fue contratado, por la incapacidad física o mental del trabajador, por renuncia. De manera contraria la liquidación aplica cuando la relación laboral termina o rescinde sin causa justificada y el patrón tendrá la obligación de realizar un pago denominado indemnización, es decir, deberá resarcir un daño o perjuicio causado al trabajador, independientemente del pago de prestaciones y salarios devengados. Lo anterior se cumple mediante una resolución por parte de la autoridad competente.

En el artículo 51 de la LFT se establecen los motivos de la terminación por causa injustificada, sin responsabilidad para el trabajador, como pueden ser que el patrón haya engañado al trabajador respecto a sus condiciones de trabajo, que le reduzca el salario, no realizar el pago de salario en la fecha acordada, exigirle al trabajador que realice actos en contra de su dignidad. Recuerda que si tienes alguna duda sobre el cálculo de tu liquidación o finiquito nuestro grupo de abogados te pueden asesorar para que te sean otorgados por tu patrón.

Nosotros te ayudamos a defender tus derechos y obtener la liquidación que te mereces. ¡Contáctanos hoy mismo!